Nosotros

Reseña Histórica

La Universidad Adventista es una Institución de Educación Superior fundada por la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Los inicios de la Universidad Adventista se remontan al proyecto educativo que tuvo su origen en 1928 por el Instituto Boliviano Adventista en la localidad rural de Collana, situada en el Departamento de La Paz.

El Instituto, que en 1931 recibió el reconocimiento oficial de las autoridades educativas nacionales, fue trasladado años más tarde a la localidad de Carcaje en Cochabamba. En 1949 ante la inminencia que las tierras de la institución serían inundadas para dar lugar a la Represa de la Angostura, se la trasladó a Vinto, en el Valle Bajo del Departamento de Cochabamba.

En esta nueva ubicación las tareas del Instituto se fueron enriqueciendo. A los estudios secundarios se agrega en 1957 la Escuela Normal Rural y en 1973 la Escuela Normal Urbana. Ambas han dado una generación de maestros y maestras que han dinamizado la enseñanza en Bolivia.

Sobre la base de la experiencia acumulada en más de seis décadas de trabajo educativo, se decidió incursionar en la formación universitaria. Es así que el Ministerio de Educación y Cultura mediante Resolución Ministerial N° 1047 del 31 de julio de 1991, autorizó la apertura y funcionamiento de la UAB.

El 11 de abril de 2012 el Presidente Constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, emite el Decreto Supremo Nº 1190 donde la Universidad Adventista es declarada Universidad Jerarquizada ratificando la autorización de apertura y funcionamiento legal. Por lo que está en condiciones de ofrecer programas o carreras de formación profesional en el nivel de Pregrado: Técnico Superior y Licenciatura y en el nivel de Postgrado: Especialidad, Maestría y Doctorado. Es por eso que a partir del próximo año incrementa la oferta académica con cuatro nuevas carreras: ingeniería ambiental, ingeniería financiera, bioquímica y actividad física y deportes..

Actualmente la Universidad Adventista de Bolivia está administrada por el Dr. Heber Pinheiro Salazar, rector de la Universidad; la Mg. Judith Ayala Choque, vicerrectora académica y por la Mg. Elizabeth Kreidler de Santa Cruz, vicerrectora financiera.

Ser la institución líder en la formación integral de profesionales; que educa para esta vida y la eternidad, desarrollando armoniosamente las potencialidades físicas, mentales, sociales y espirituales para una vida de servicio.

Somos una institución Adventista comprometida con la formación integral de profesionales y el desarrollo de ciencia y tecnología, fundamentada en la cosmovisión bíblica, para brindar un servicio de calidad a Dios y la Sociedad.

  • Reglamento Institucional.
  • Reglamento docente.
  • Reglamento de Investigación (interacción social y difusión cultural).
  • Reglamento de Autoevaluación.
  • Reglamento General (obtención de grado académico).
  • Reglamento Estudiantil.

Declaración de Principios

La "UAB" sostiene que la educación cristiana se fundamenta en el amor de Dios hacia el ser humano.
Tiene como fuente la revelación que Dios hace de sí mismo en las Sagradas Escrituras, cuyos principios inmutables y valores permanentes sustenta. La educación trasciende la realidad espacio-temporal porque sus resultados son de consecuencias eternas y requiere la intervención de la Gracia Divina para lograr su fin último. En su accionar, la "UAB" adopta los siguientes principios fundamentales de la educación adventista:
- En lo antropológico, el hombre es un ser creado por Dios a su semejanza. En el momento de la creación le fue concedida la semejanza de su Creador en los distintos aspectos de su persona: físico, mental, social y espiritual. El hombre constituye una unidad pluridimensional. Es un ser individual, singular, indivisible, libre y responsable, provisto de inteligencia, afectividad y voluntad. La educación se da en función del hombre caído para devolverle la perfección perdida por causa del pecado. Por lo tanto, la educación se consustancia con la obra de la redención.
- En lo axiológico, la educación debe transmitir y afianzar los valores cristianos de verdad, bondad, justicia, santidad, servicio y belleza. En consecuencia, debe promover el ejercicio de virtudes acordes con ellos.
- En lo teológico, el fin último de la educación es restablecer en el ser humano la plenitud de la Imagen del Creador por gracia divina. Este proceso se da como una transformación cualitativa de cada una de las dimensiones que constituyen la totalidad del ser humano.

Fines y Objetivos

En consecuencia, la "UAB" promoverá la excelencia, entendida como resultado de la búsqueda de la superación física, mental, social y espiritual del individuo, hasta su máximo nivel.
- Formar profesionales universitarios, impartiendo para ellos enseñanza superior, sujeta al pensum de cada una de las carreras profesionales aprobadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, otorgándoles Diplomas Académicos correspondientes.
- Incentivar las virtudes cristianas de amor, respeto, templanza, fe, comprensión, solidaridad y otras, entre los estudiantes universitarios con los docentes y la sociedad.
- Promocionar y fomentar la investigación científica, tecnológica, humanística y teológica en procura de encontrar la verdad dentro y fuera de la "UAB", unilateral o conjuntamente con instituciones similares u otro tipo de organismos de carácter nacional o internacional.
- Propender al desarrollo y formación de ciudadanos identificados con los intereses de servicio a la Patria.
- Inspirar en los estudiantes ideales de servicio para que se proyecten en su vida futura y beneficien a sus comunidades respectivas.
- Conducir al estudiante universitario de tal manera que adopte un estilo de vida acorde con los principios establecidos en la Palabra de Dios.
- Promover el desarrollo de un carácter sólido y una personalidad atrayente, mediante la formación de ciudadanos ejemplares, respetuosos y colaboradores con el desarrollo integral de su país y de sus respectivas comunidades.
- Profundizar el conocimiento y la cultura por medio de la formación, investigación e interacción social.
- Conducir al estudiante universitario al dominio propio como medio de desarrollo de la personalidad y modo disciplinario de dirección y conducción en la vida.
- Desarrollar el aspecto físico del estudiante universitario mediante la práctica del deporte, el trabajo útil y el desarrollo de destrezas manuales.
- Promover la cultura general tendiendo al desarrollo de las personas y la dignidad humana en la juventud y el pueblo en general, acorde con la realidad del momento.
- Prestar servicios de asesoría y/o consultoría a instituciones similares o de otra índole, sean ellas públicas o privadas, en todos los campos de la enseñanza que imparta.
- Impartir enseñanza de post-grado promoviendo la profundización y especialización del conocimiento.
- Desarrollar la contemplación y práctica de la belleza natural en sus diferentes manifestaciones.